Viaje al corazón de Rusia

¿Quién dijo que en verano hace calor?

junio 29, 2011
Dejar un comentario

Lunes 27 de junio

En la foto de abajo, llevo medias térmicas, de las que uso en invierno cuando voy a la nieve para hacer reportajes; camiseta de tirantes, camiseta térmica para la nieve, forro polar, cortaviento, braga y gorro. Aquí dicen que hoy en Solovki hacen 12º, pero la sensación térmica es de 0º y hace mucho viento. De noche hace 5º.

Será porque están con nieve 9 meses al año, pero ellos lo llaman verano. En todo caso, es precioso.


Publicado en Solovki, Uncategorized

El barco a Solovki

junio 28, 2011
Dejar un comentario

Lunes 27 de junio

En este pequeño barco hemos viajado durante 3 horas para alcanzar el archipiélago de Solovki. A la mitad de los viajeros, todos rusos, casi se les sale el estómago por los ojos. Yo he aguantado estoicamente.

Solovki es un sitio místico y perdido de la mano de Dios. Está en el Mar Blanco, a dos tiros de piedra del Mar Ártico (http://en.wikipedia.org/wiki/Solovetsky_Islands).

Aquí sólo viven 1.000 personas. Hay un monasterio ortodoxo, un pequeño kremlin y el primer gulag de la Urss. Vladimir Ilich Lenin fue quien ordenó su construcción (y luego decían que Stalin…).

Entre 1920 y 1939, unos 350.000 prisioneros fueron enviados a esta isla. De ellos, 20.000 murieron de hambre y enfermedades. Lejos de horror de antaño, hoy Solovki está llena de turistas rusos (eso sí, ¡¡¡soy la única italiana!!! de momento, sólo he visto a finlandeses y rumanos…). Y los indígenas se han vuelto muy avariciosos. Como en muchos lugares del planeta, el turismo ha llegado de la mano de la codicia.

Aquí todo es carísimo comparado con los precios de San Petersburgo. Bien es cierto que no crece nada en esta tierra helada durante 9 meses del año. Todo hay que importarlo. Pero se da la paradoja que hacer la compra para el desayuno sale más caro que cenar en un restaurante. Incoherencias de la madre Rusia.


Publicado en Solovki, Uncategorized

El Plazkart

junio 28, 2011
2 comentarios

Domingo 26 de junio

Se llama Plazcart y es el tren de tercera clase. Millones de rusos viajan cada año en estos vagones abarrotados, comiendo pepinos desaliñados y pescado crudo.

En cada vagón caben 54 personas, en cada tren viaja un millar de almas tristes. Porque los rusos son tristes (y su comida también). Hace 20 años no lo me parecieron tanto. A lo mejor, porque todavía no me había empapado de la alegría española.

Vagón tras vagón, se observa la misma escena. Mujeres solas, casi todas gordas; hombres solos, barrigudos; familias con niños, muchos niños: todos viajan durante largas horas apiñados, silenciosos, con bolsitas de comida triste (habrá que escribir un post sobre la comida).

Nuestro primer trecho, hasta Kemi, duró tan sólo 16 horas. Eso sí, al poco tiempo de subirnos, revolucionamos el vagón con nuestras preguntas. Ljuba, una profesora de matemáticas; Marina, la voz del radio taxi de un pueblo de Murmansk; y Román, un joven politólogo de Petrozavodsk se convirtieron (o les convertimos) en nuestros aliados contra el tedio del ferrocarril.

Después de un rato, medio vagón estaba pendiente de nuestra conversación, atraídos por el acento exótico de la italiana. Tanto, que muchos que ni siquiera se atrevieron a hablar con nosotras, se despidieron al irse.

Una curiosidad: cada vagón tiene un samovar rudimentario, o sea, un cachivache para hervir el agua. Apto para el té. Pero no le digáis a un ruso que es un samovar porque se ofende. (http://es.wikipedia.org/wiki/Samovar)

–          Es un titán, me corrigió Ljuba.

–          ¿Titán? Pero sirve para lo mismo ¿no? Para hervir el agua y preparar el té.

–          Bueno… pero no es un samovar, es un titán.

Pese a todo, doy fe que en el Patzkart se duerme muy bien. Por imposible que parezca.


El gran masturbador

junio 28, 2011
2 comentarios

Domingo 26 de junio

 

Allí estaba, en la ventana del último piso de un edificio cercano a la plaza del Ermitage, completamente desnudo. El gran masturbador. El onanista solitario. Intentaba llamar la atención con el sonido de su voz. Parecía el canto de un pájaro. Cuando levanté la vista, reparé en él. Apuntaba al mundo con su verga erguida. Con una mano se tocaba y con la otra sujetaba una pequeña máscara de papel en su cara.

–          Liza, ¿esto en normal en San Petersburgo?

–          ¡Noooo!Yo nunca había visto algo por el estilo.

Recuerdo mis primeros meses en Madrid, hace casi 13 años. También me crucé a uno en el metro de Sevilla. Por aquel entonces estaba de prácticas en El País. Llegué a la redacción bastante sorprendida y pregunté lo mismo:

–          ¿Esto es normal en Madrid?

Todo el mundo estalló en una carcajada.

–          Claro que no. Éstas cosas sólo te pasan a ti.

El caso es que en el tren de Cercanías en Nápoles también me solía encontrar a unos cuantosen la época de la universidad. Quizás por esto mis compañeros de la sección de Local llegaron a la conclusión de que soy yo quien los atrae.Por supuesto, lo negué.

Pero mira tú por dónde, en mi primer día en Piter me toca otro onanista.


Ya estoy en San Petersburgo

junio 26, 2011
1 comentario

Canal Gribayedova, San Petersburgo

Domingo 26 de junio

He llegado a Piter (San Petersburgo) de madrugada. Liza y Tobin, un amigo británico, me esperaban en el aeropuerto. La ciudad estaba desierta, sin tráfico, como en la época soviética, cuando apenas circulaban coches por la calle.

Había mucha gente de fiesta en la calle a las 7 de la mañana, con bastante alcohol en el cuerpo, eso sí. El Ermitage, el museo principal, está precioso, recién pintado. Yo lo recordaba muy decandente. Pero desde que los de Piter (Putin y compañía) están en  el poder, la ciudad está hecha un pincel.

Esta tarde nos vamos al Mar Blanco en tren, platzkart, tercera clase. Viajaremos a Kem’ y de allí al archipiélago de Solovki.

Empieza la aventura. Lo más seguro es que nos quedemos sin Internet unos días. Espero poder actualizar el blog…


A puntito de salir

junio 20, 2011
Dejar un comentario

El 25 de junio arranca mi viaje por Rusia, el país más grande del mundo y también el más desconocido.

La aventura comienza en las islas Solovki, en el Mar Blanco, muy cerca del Círculo Polar Ártico. Después Murmansk.

Mi idea es hacer muchas fotos. Ya las iré publicando en este blog.


Publicado en Uncategorized

Hello world!

junio 20, 2011
1 comentario

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can alway preview any post or edit you before you share it to the world.

Publicado en Uncategorized

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds