Viaje al corazón de Rusia

En la tele de Murmansk | julio 6, 2011

Martes 5 de julio

Hoy a las 17.00 he salido en la tele local de Murmansk, en el Canal 21. Bueno, al menos es lo que me ha dicho Marina, la periodista que me ha entrevistado por la calle.

El tema del reportaje: sueles decir tacos y estás de acuerdo con la multa de 200 rublos (5 euros) que quieren imponer a los malhablados.
En fin, cómo explicarle que en España se usan tacos cada dos o tres frases… cómo traducirle bonitas expresiones como ‘de puta madre’ o ‘me cago en la puta’.

Por cierto, cuando llegué a España en 1998, venía con un castellano muy latinoamericano lleno de ‘mi cielo’, ‘mi vida’, mi amor’ y ‘corasón’.
El impacto con la jerga madrileña fue bastante traumático, debo de reconocer.
Recuerdo perfectamente un episodio. Estaba en la sección de local de El País y no me salía una entrevista. Después de varios intentos, brotó de mi alma un profundo ‘me cago en la puta’. La sección se paralizó por un momento, todas las miradas se dirigieron hacia mí.

–          Valeria, pero cómo hablas, me dijo Jan, el jefe de sección.

–          Pues igual que vosotros. Llevo semanas escuchando ‘me cago en eso, me cago en lo otro’. Yo soy como una esponja. Se me ha pegado.

No les quedó más remedio que darme la razón, pero admitieron que cuando una extranjera dice tacos con acento napolitano, todo parece más fuerte.

Desde entonces yo también me he vuelto muy malhablada. A veces me veo desde fuera y me horrorizo. Pero a los extranjeros nos pasa eso: se nos pega todo.

Hay otro detalle que también me llama la atención: lo difícil que es para un extranjero aprender a usar el ‘de puta madre’. Porque en mi primer año en Madrid me pasaron cosas muy raras. Por ejemplo, durante una charla de pasillo, tras una rueda de prensa, el entonces ministro de Presidencia Pío Cabanillas repetía una y otra vez “de puta madre”  y nadie se escandalizaba.
Sin embargo, un día, cuando estaba en Negocios, me fui a hacer una entrevista a los ejecutivos de una multinacional del sector de las telecomunicaciones. Tras aguantar media hora de autobombo, les solté ni corta ni perezosa: “Todo esto que me habéis contado está de puta madre, pero ahora vamos a empezar la entrevista en serio”. El ambiente se enrareció de repente. Y yo sin entender por qué Pío Cabanillas puede decir “de puta madre” y yo no…
¡Qué complicado es ser periodista en el extranjero!

Anuncios

Publicado en Murmansk, Uncategorized

1 comentario »

  1. Me cago en la puta Valeria, hablas de cojones!!!

    Comentario por Elena — julio 7, 2011 @ 10:45 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: