Viaje al corazón de Rusia

Rectifico: comida cara, no necesariamente triste | julio 6, 2011

Martes 5 de julio

Nada más llegar a Murmank he entendido una cosa muy importante al pisar un supermercado. No es que la comida en Rusia sea triste, sino que la gente no tiene dinero para comprarla.
Porque en los supermercados hay de todo, hasta la pasta Barilla o el parmesano. Y en los quioscos de los azerbaiyanos venden una gran variedad de fruta fresca en una región la tierra produce poco o nada por causa de las eternas heladas invernales.
Todo llega al mercado, pero a unos precios prohibitivos.

La comida en Murmansk cuesta igual o más que en Madrid, mientras el sueldo medio es mucho más bajo que en España. Un bedel puede ganar escasos 200 euros al mes; un médico o un profesor, 400 euros a lo sumo; aunque según las estadísticas oficiales, el sueldo medio ronda los 600 euros.
Los alquileres son altos y las hipotecas también. La madre de Timur acaba de comprar un piso de dos cuartos por 38.000 euros. Éstos son los precios en Murmansk, en el norte, donde los trabajadores tienen suplementos de hasta un 70% para compensar las condiciones climática extremas y el hecho de estar tan lejos de todo.

Eso explica por qué los rusos comen pepinos de primero y pepinos de segundo plato. Evidentemente estoy exagerando, pero no dejo de preguntarme cómo pueden llegar  a fin de mes con estos precios.

Los quioscos de los azerbaiyanos venden una gran variedad de fruta fresca

Anuncios

Publicado en Murmansk, Uncategorized

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: