Viaje al corazón de Rusia

Odni sutki, dvoe sutok, troe sutok… | julio 7, 2011

De Murmansk a San Petersburgo en tren

Miércoles, 6 de julio

Rusia es el país más grande del mundo y los rusos, ya lo hemos visto, están acostumbrados a recorrer enormes distancias en tren.
Lo que me llama la atención es la forma que tienen de calcular el tiempo que emplean en desplazarse de un lado a otro.

Las horas de viajes se convierten en ‘sutki’. ‘Odni sutki’ son 24 horas enteras que se pasan en el tren y es lo que vamos a necesitar nosotras para ir de Murmansk a San Petersburgo. Serán exactamente 26 horas, una tarde-noche y un día entero. Eso sí, esta vez hemos tomado un tren más rápido y además el cupé, una rica y cómoda segunda clase por tan sólo 12 euros más.
Por cierto, el titán del cupé es mucho mejor, se nota que hay otro nivel.

Titán de segunda clase. Se nota la diferencia

Pero volvamos al concepto de ‘sutki’. Viajar en tren es parte integrante de la vida de un ruso. Los viajeros se entregan a la convivencias forzosa en un vagón con extrema facilidad. Así te enteras de muchas cosas. Por ejemplo que Olya y Pasha, los chicos de Tomsk (Siberia) que conocimos en el barco a Solovki, habían viajado ‘troe sutok’, tres días y tres noches, 72 horas sin parar. Y sin inmutarse, por lo visto.

En el tren de Murmansk a Piter otra Olga nos cuenta que va a Krasnoyar, también en Siberia. Y que va a viajar 5 ‘sutok’. Y también sin inmutarse. Dice que en Rusia se estrellan muchos aviones y que prefiere mil veces las largas horas en tren.
Viaja con su hijo y su perrito. Están perfectamente organizados. Tienen una maleta para la comida y la bebida; ropa cómoda y zapatillas a manos; tazas para el té; libros, consola…

Olga viaja con su hijo a Siberia desde Murmansk: 5 sutok, o sea 5 días y 5 noches

Olga también viaja con su perrito, se llama Chip

Pé hasta en el tren desde Murmansk...

En el vagón restaurante encontramos a tres soldados que viajan de Murmansk a Blagoveshensk, en Siberia. De momento baten el récord del tren: 7 sutok, 7 día y 7 noches de viaje.

Viajar en tren en Rusia es una necesidad, una tradición, una liturgia y una ciencia a la que nosotros, moradores de países de talla pequeña, no estamos acostumbrados.

Macho ruso estira las piernas

Liza compra fresas recién cogidas a los vendedores ambulantes del andén

Venden de todo, hasta pescado salvaje ahumado

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: