Viaje al corazón de Rusia

Casarse (el monotema de las rusas) | julio 17, 2011

Miércoles 13 de julio

En San Petersburgo no se habla de otra cosa: en los bares, en las casas, en la intimidad de las cocinas (donde los rusos se cuentan sus secretos más inconfesables…).

Las rusas quieren casarse, como sea y cueste lo que cueste.
Recuerdo que cuando visité Rusia por primera vez en 1991, casarse era una prioridad absoluta para muchas mujeres rusas a las que conocí. Si a los 21 años no estabas casada y con un churumbel, te preguntaban escandalizadas: “¿Todavía no te has casado?”.
Y si a los 25 años seguías con el mismo hombre, te preguntaban sorprendidas: “¿Todavía no te has divorciado?”.

El monotema en los bares

En los salvajes años 90, casarse (sobre todo con un extranjero) representaba para algunas mujeres la diferencia entre vivir bien y morirse de hambre. Es lo que cuentan los dueños de las agencias matrimoniales de Piter.
También cuentan que en sus agencias había colas de novias que estaban locas por irse del país. Algunas se quedaban en Europa o en los Estados Unidos. Otras regresaban al cabo de los años con la cola entre las piernas. “Pero es mejor decir que estás divorciada, que reconocer que no te has casado”, me dice una treintañera.
Convertirte en una staraya deva, en una solterona, es la peor pesadilla para una rusa. Y por solterona se entiende una mujer de 26 ó 27 años…

“Yo le dejé porque no quería casarse conmigo”

Yo creía que el tema hoy ya no estaba entre las prioridades de las jóvenes rusas, pero en los bares no paro de conocer a mujeres guapísimas (porque lo son, chicos, ¡al loro!), que salen arregladas y niqueladas. Sus armas son los tacones (pero eso merece un post aparte).
Su único objetivo: cazar a un hombre y casarse. Si es rico, mejor aún.
Lo reconocen sin ningún tapujo. “Yo le dejé porque no quería casarse”, me cuenta Elena, una joven de Piter que vivió en Ibiza con un novio italiano y le dejó por imposible.

Los tacones son sus armas

Incluso las estanterías de las librerías se han llenado de libros de autoayuda que explican cómo cazar a un millonario, cómo conquistar a un oligarca, cómo encontrar el marido ideal o simplemente, cómo casarse y punto.
Y no sólo quieren casarse. Las mujeres exigen un cortejo largo y refinado, que incluye flores, regalos, perfumes, cenas en restaurantes caros y muchos días de espera para los hombres.

Las veinteañeras son las únicas que dicen que no tienen prisa por casarse. Aseguran que quieren viajar y conocer el mundo, hacer carrera, vivir.
Pero luego te enteras de que alguna está apuntada a una de estas agencias matrimoniales especializadas en bodas con extranjeros. Y te das cuenta de que el mundo femenino en Rusia es otro mundo.

Anuncios

4 comentarios »

  1. Jeje.. Escribes que las mujeres rusas son cazadores a maridos. Con armas. No es la verdad. Rusia es otro mundo a ti. Sí, es verdad.
    A nuestras mujeres es normalmente estar casada. Es normalmente. Mira! Es normalmente querer casarse. Es normalmente casarse. No es extraño… es normalmente. Es otro mundo.

    Les preguntaste las mujeres en Ibiza jeje o en Nevsky. Mejor pregunta las familias jóvenes. Pregunta “Para qué os casaron? Y escucha la respuesta: “Es normalmente y justo”.

    Aquí no hay una familia sin casarse. Solo pareja. Es la diferencia. Pareja es para un momento, familia es para toda la vida. ¿Cual mujer quiere ser solo pareja para un momento? Nadie. Aquí es Rusia. Las quieren ser la parte de la familia, no, el fundamento de la.

    ¿Qué quieren los hombres? Generalmente los hombres no se quieren casarse. Pero ellos son tan lentos para negar las mujeres bonitas 🙂 quien quieres casarles. Un hombre enamorado se consiente con su querida generalmente.

    Cree que es otro mundo…

    Comentario por Sergei Keler — julio 18, 2011 @ 6:25 am

  2. Pero, a parte de lo que puede ser el “estatus” de casada, que es lo que estas mujeres ven en el matrimonio? Es que quieren que sea un hombre el que trabaje y les mantenga o es que todas tienen fijacion col ser ama de casa y mamà?…lo que quiero decir es que me parece que éstas mujeres quieren esconderse a la vida detras de un papel que pone que estan casadas. Y con el tema del omofobia esto hace el par, todavia hay una cultura machista tan a lo bestia que las mujeres siguen creyendo que no pueden esperar algo de la vida. En cualquier caso, hablando en plata, la verdadera diferencia entre ellas y las que estamos mas a occidente es que ellas afirman sus intenciones descaradamente. Aqui, la mayoria de las mujeres se ponen la mascara de su independencia, hasta que por fin, alrededor de los 40, encuentren una pareja la que sea.

    Comentario por cinzia — julio 19, 2011 @ 3:05 pm

    • Cinzia, Rusia es otro mundo. Casarse es parte de los valores de esta sociedad. Claro que muchas quieren ser mantenidas, pero no se trata sólo de eso. Es decir, algunas sólo quieren que las mantengan y les den la buena vida. Otras quieren una familia y todo lo que ello conlleva: apoyo económico, compromiso, fidelidad…
      Como decía Serguey, el chico ruso: “El noviazgo es una relación para un tiempo, casarse es para siempre. ¿Quién quiere ser sólo una novia para un tiempo?”. Creo que él lo resume bastante bien.
      Y sí, muchas mujeres en Occidente se ponen la máscara de la independencia, totalmente de acuerdo. Pero muchas otras lo son de verdad. He vivido 3 años en Alemania, doy fe de ello.
      Bacio!

      Comentario por valeriasaccone — julio 19, 2011 @ 6:06 pm

  3. Soy ruso y vivo en Petersburgo i se que no es verdad! Me caso en 1992. Me graduo y era muy pobre pero para mi mujer no fue una cuestion de vida or muerte.

    Comentario por Alejandro — julio 16, 2012 @ 10:33 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: