Viaje al corazón de Rusia

La Petrogradskaya Storoná | julio 17, 2011

Mi calle se llama Bolshoi Prospekt y está en la Petrogradskaya Storoná

Jueves 14 de julio

San Petersburgo es una ciudad que de desarrolla alrededor del río Neva y del golfo de Finlandia. Tiene 33 islas.
Yo vivo en una de ellas. Se llama Petrogradskaya Storoná o también Isla de las Farmacias y se considera parte del centro de la ciudad.

Es un barrio tranquilo y me gusta más que el centro porque no es turístico. Todo es mucho más real.
Ahora bien: hay algo que no entiendo. Es el contraste entre las viviendas humildes donde viven los más pobres y el lujo de las tiendas en los mismos edificios donde malviven decenas de millares de personas.

Lujo e infraviviendas en la misma calle

En Piter, unas 200.000 personas viven en estas kommunalka desde los años 70. Se trata de las casas comunitarias de la época soviética, donde todavía viven hacinadas enteras familias en cuartos de 10 ó 12 metros cuadrados, a razón de cuatro o cinco familias por piso.
Tienen que compartir el baño y la cocina, pero nadie puede elegir con quién vive, porque los cuartos se asignaban en la época soviética a través de un complejo sistema controlado directamente por el Estado.

La entrada a una 'kommunalka'

Sólo en mi barrio, 50.000 personas viven en estas casas comunitarias, en condiciones terribles. Porque muchos edificios están en estado de ruina. Tras el fin de la Urss, nadie se hace cargo de la manutención de los edificios y del destino de sus habitantes, que por lo general no pueden acceder al mercado inmobiliario porque sus ingresos no lo permiten.

El patio de una 'kommunalka' de mi barrio

Grietas en observación

Marina vive en frente de nuestra casa en una kommunalka familiar. Es decir, sus padres se divorciaron hace 20 años, pero están condenados a encontrarse cada día en la cocina. A lo largo de estos años, han tenido novios, los han dejado, han compartido su cuarto con otros novios… y sin poderse ir de la casa. Condenados a verse, a envejecer puerta con puerta.

La 'kommunalka' de Marina

En la cocina de la 'kommunalka'

'Kommunalka' apuntalada

Debajo de su casa, en el Bolshoi Prospekt, sólo hay tiendas de marca: Missoni, Armani, Dior. Y yo sigo preguntándome quién compra en estos comercios, si 50.000 personas viven en infraviviendas en los mismos edificios donde están las tiendas.

Emporio Armani a dos pasos de las infraviviendas

En cuanto de alejas de la calle principal, hasta las calzadas están en condiciones pésimas

Lo mejor de todo es que a menos de un km. de aquí está la Kammenny Ostrov, la isla de los millonarios, una especie de Moraleja en el corazón de la ciudad. Pero eso merece un post aparte.

Anuncios

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: