Viaje al corazón de Rusia

20 años después | julio 18, 2011

Domingo, 17 de julio

Es muy fuerte, pero la primera vez que vine a Rusia fue hace 20 años. Pues sí.
Entonces yo era una pipiola y estudiaba ruso en la facultad, en Nápoles.
Nunca voy a olvidar aquel verano de 1991. Llegué a Leningrado (Unión Soviética) un 1 de agosto. 30 días después, dejé San Petersburgo (Rusia).
En aquellas cuatro semanas viví en vivo y en directo un golpe, entendí que el imperio se desmoronaba y decidí que necesitaba contarlo. O sea, mi vocación periodística nació en medio del ocaso soviético.

Valya siemre amó los animales. Tiene un gato y un perro

En aquel entonces vivía en casa de Valya y Zhenya, un matrimonio ruso que acogía a estudiantes extranjeros para ganarse un sobresueldo.
La perestroika ya llevaba funcionando seis años. Ellos representaban la primera generación de ciudadanos soviéticos que podían relacionarse libremente con los extranjeros sin arriesgarse a acabar en la cárcel.

En su casa conocí la realidad soviética, el cariño de los rusos y su concepto de hospitalidad.
Debía resultarle un ser extraño, jovencita, italiana, hablando ruso… Los vecinos (que por cierto, vivían en una kommunalka) quisieron conocerme. Yo era la primera extranjera con la que tenían una conversación. No paraban de preguntarme cuánto costaba en Italia un litro de leche o un kg. de pan. La comida era un tema muy sensible en una ciudad que había conocido el hambre durante el sitio de Leningrado.

Hoy he llamado a Valya y Zhenya y he ido a su casa. Me ha costado llamarles, han pasado tantos años, me temía alguna mala noticia.
En cambio, el reencuentro ha sido entrañable, delicioso, reconfortante. Además de Valya, me esperaban Irina y Marina, sus amigas de toda la vida. Tienen 67 años y se conocen desde hace 60. Una amistad verdadera.
Ellas venían todas las semanas a visitarnos y con ellas tuve mis primeras conversaciones en ruso.

Valya y Marina

Irina

Valya ha engordado un poco, pero está espectacular. Se nota que les va mucho mejor. Zhenya parece un chaval y tiene 68 años. Es como si el tiempo no hubiese pasado. Todavía guardan un álbum con las fotos de nuestras excursiones y de nuestras cenas. ¡Qué emoción!

Su vida ha mejorado ostensiblemente. Zhenya se ha convertido en un empresario de éxito. Pasa dos semanas al mes en Karelia. Alquila naves industriales.
Se acaban de comprar un nuevo piso en un edificio de nueva construcción en su barrio, en frente de su antigua casa, en Vyborgskaya.

Están bronceados, acaban de volver de Grecia. Han viajado mucho en los últimos años. Túnez, Estonia, Escandinavia…
En su casa, que es más grande de lo que yo recordaba, tienen ordenador y conexión a Internet. Valya, una mujer ex soviética de 67 años, tiene una cuenta en Skype y otra en Kontakty, el Facebook ruso.

Ha sido un reencuentro muy bonito. Es reconfortante saber que están bien, que su vida ha mejorado, que ya tienen acceso al mundo desde el ordenador o desde el avión.
Les he invitado a visitarme en Madrid. Igual se animan. Cómo cambian los tiempos.
¡Y qué bien que cambien!

Anuncios

7 comentarios »

  1. Valeria mi hai fatto quasi commuovere! Ma loro cosa ti hanno detto, ti hanno riconosciuta subito?

    Comentario por cinzia — julio 19, 2011 @ 2:32 pm

  2. Valeria, che emozione!! ho le lacrime…nostalgia grande!!! che gioia sapere di Valya e Zhenya, abbracciali anche per me!! lili

    Comentario por liliana — julio 19, 2011 @ 3:10 pm

    • 🙂 Bacioni!

      Comentario por valeriasaccone — julio 19, 2011 @ 6:02 pm

  3. Ragazzi, la nostalgia sale davvero alle stelle! oltre ai vecchi amici russi (che è bello sapere e vedere stiano così bene) sul blog di Valka si incontrano anche Cinzia e Lilli!
    Un bacio a tutte e un grazie a Valeria, che ci ricorda i bei tempi della nostra dorata gioventù!
    Davide

    Comentario por davide — julio 19, 2011 @ 6:17 pm

  4. hola Valeria, no sabía que tenías este blog, me está gustando leerlo 🙂
    Esta historia del reencuentro con tu “familia” rusa debio de ser muy emocionante.
    Un abrazo y que te vaya estupendamente por allí.

    Comentario por raquel carrasco — julio 22, 2011 @ 10:39 pm

    • Es el blog de un viaje, no es para siempre… pero gracias.
      Mucho tiempo sin saber de ti.
      Beso

      Comentario por valeriasaccone — julio 22, 2011 @ 10:57 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: