Viaje al corazón de Rusia

Los valenki | julio 31, 2011

Jueves, 28 de julio

Los valenki son un producto muy ruso, tan ruso como las matryoshkas o el palekh (http://en.wikipedia.org/wiki/Palekh).
Son botas de lana que tienen la virtud de mantener los pies calientes y secos en un país que pasa muchos meses cubierto de nieve y donde las temperaturas bajan hasta los 45º bajo cero.

Hay quien sostiene que la Urss ganó la Segunda Guerra  Mundial gracias a los valenki y que los soldados alemanes mataban a los rusos sólo para quitarles sus preciadas botas. En la Gran Guerra Patriótica, como la llaman aquí, los valenki llegaron a representar la diferencia entre la vida y la muerte.

Hoy los rusos siguen usando lo valenki y en Yelets sobrevive a duras penas la única fábrica donde se hacen a mano, de forma totalmente artesanal. Sólo trabajan de octubre a marzo y producen unos 4.000 pares al año, algunos hasta de diseño.

Yelena Alexandrovna no sólo es el técnico de la fábrica, sino que es la autora de todos los diseños. Lleva aquí 30 años. Entonces trabajaban 700 personas, ahora son apenas 20.

Nos muestra cómo se elaboran las botas y nos cuenta lo difícil que es sobrevivir en un país que exporta gas a precio de ganga y que cobra el gas a sus fábricas a precio de oro. “60.000 rublos al mes (1.500 euros), una barbaridad. Y en enero llegamos a los 100.000 rublos (2.500 euros). A eso hay que añadir los impuestos: por cada salario de 1.600 rublos, pagamos 1.100 rublos de impuestos. Así es muy difícil conseguir ganancias”, explica Yelena.

Valery, el director de la fábrica, nos cuenta que los valenki de Yelets ya son considerados una marca, y aunque sólo se venden en la región de Lipetzk y Voronezh, hace poco se ha enterado de que una fábrica de Bielorusia hace valenki a los que llama Yelets.

–          Pero no son nuestros, nos han copiado, aunque ellos usan máquinas.

–          ¿Por qué no montáis una web y empezáis a vender en el extranjero? Estas botas ecológicas triunfarían en Alemania.

–          Lo hemos pensado, pero es complicado. No es fácil formar a los trabajadores. Para hacer estas botas hay que tener mucha fuerza, porque el proceso es totalmente manual. Los aprendices se marchan a los tres meses. No aguantan. Pero yo estoy orgulloso de mantener esta fábrica abierta. Aquí conservamos la tradición. Lo que se aprende aquí no lo enseñan en ninguna escuela técnica. Las otras fábricas del país están mecanizadas y usan la mitad de la lana que nosotros. Aquí somos artesanos y cada bota que hacemos, es única.

No dejo de pensar que un hábil comercial y un diseñador de páginas web podrían llevar los valenki de Yelets a ferias internacionales y a las tiendas de media Europa. No se me quita de la cabeza la historia de Camper, una empresa familiar que ha conquistado el mundo desde una isla que no tenía grandes perspectivas económicas antes del turismo de masas y de la llegada de los alemanes.
(http://www.tormo.com/perfiles/139/Camper:_La_conquista_el_mundo_por_los_pies.htm)

La fotógrafa fotografiada

Anuncios

Publicado en Uncategorized, Yelets

7 comentarios »

  1. efectivamente es increible que todavia no hayan triunfado en el mercado fashion del primer mundo, esta si que seria una buena empresa! yo quiero unas!!!

    Comentario por cinzia — agosto 1, 2011 @ 12:33 pm

  2. Locas por el Fieltro es un pequeño grupo de amigas Argentinas, que morimos por hacer todo tipo de cosas en fieltro amasado. Estamos descubriendo éstas increíbles botas rusas y admiramos el tremendo trabajo que representan!!! Son auteenticas y bellas. Vamos a probar hacerlas en forma aún más rudimentaria, pues no tenemos todas las herramientas que los rusos tradicionalmente poseen. Muy interesante y completa tu nota!!! Carinnos desde Argentina!!! Ana …. y todo el grupo de Locas por el Fieltro!!!!

    Comentario por Lauquen Arte — agosto 30, 2011 @ 12:28 am

  3. Gracias Valeria por tu reporte…. muy bueno!

    Comentario por Lauquen Arte — agosto 30, 2011 @ 12:38 am

    • De nada. Me alegra que os sirva de algo. ¿De qué conocéis el blog?

      Comentario por valeriasaccone — agosto 30, 2011 @ 7:09 am

  4. S.O:S

    Estoy en Quebec Canada, muriendo literalmente del frio en los pies, buscando como remediar esta situacion, me he encontrado con tu nota, como puediera comprar unas botasl las necesito urgente, aqui con menos 15, me quiero morir..Porfis ayudame, estoy desesperda, ni las botas que venden aqui, ni las medias termicas me han servido.

    Comentario por sarita — diciembre 25, 2011 @ 3:18 am

  5. Hola Valeria, Buen reportaje. En verdad son muy buen articulo,sobre todo para las altas temperaturas en el invierno. Conoci las Valenki, hace muchos años. Que bueno que ahora son mas valoradas y estan de moda.

    Comentario por Maritza Ortega — noviembre 3, 2012 @ 5:57 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: