Viaje al corazón de Rusia

Más allá de Internet: las redes secretas de la hospitalidad rusa | agosto 23, 2011

Cenita en casa de Lyusya

Lunes, 15 de agosto

En Vladikavkaz nos quedamos en casa de Lyusa, una peluquera osetia que es amiga de una amiga de Styopa, nuestro anfitrión de Pyatigorsk.
Lyusya ni siquiera está en el Couchsurfing. Por saber, ni sabe usar Internet. A través de una serie de llamadas (Styopa llama a una amiga, que tiene un novio que tiene una amiga…), accede a darnos cobijo. Vive en su casa enorme y nos recibe con té y caviar.

Mi cama en en el salón de Lyusya

La super cocina

Es una mujer solar y alegre que nos abre las puertas de su casa pese a no saber ni siquiera quiénes somos. “Nos gusta tener huéspedes”, asegura con sencillez.
Ni siquiera se interesa por saber a quién conocemos personalmente y cómo hemos llegado a su casa. Alguien de confianza le ha hablado de nosotras y esto ya es suficiente para poner en marcha las redes invisibles de la hospitalidad rusa.

Oksana, la hija de Lyusya, estudia árabe en Pyatigorsk

Su hija estudia árabe en Pyatigorsk, a unos 250 km. de Vladikavkaz. Ella quiere vender su casa, porque es demasiado grande para una sola persona, y trasladarse a un piso pequeño a Pyatigorsk, cerca de su hija. Una forma, explica, para salir de Osetia del Norte, con cuya mentalidad no se siente identificada.

Lyusya no se identifica con la mentalidad de Osetia del Norte

El río Terek

Horterismo en Vladikavkaz (es un restaurante)

Más horterismos: maniquiés en el lago del parque de la ciudad

La segunda noche nos prepara la cena. Charlamos hasta las tantas en su cocina.
Incluso se preocupa por buscarnos alojamiento en Sochi, nuestro siguiente destino.
Y es que la inagotable hospitalidad de los rusos no tiene límites.

Anuncios

Publicado en Cáucaso, Uncategorized

3 comentarios »

  1. Nos pasò algo parecido en Cuba. Si te vas a dormir a las casas particulares (que son de pago pero muy economicas), los duenos tienen redes de conocidos en todo el Pais, y desde la primera etapa luego es super facil moverse teniendo ya arreglado el tema del alojamiento.

    Comentario por cinzia — agosto 23, 2011 @ 1:13 pm

    • Ya, pero la diferencia es que con Hospitality Club o Couchsurfing tú no pagas nada. Se hace por amor al arte…

      Comentario por valeriasaccone — agosto 26, 2011 @ 10:42 am

  2. por cierto, son espantosas las estatuas en el charque

    Comentario por cinzia — agosto 23, 2011 @ 1:14 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: