Viaje al corazón de Rusia

Beslán, el recuerdo vivo de una masacre | agosto 26, 2011

Martes, 16 de agosto

A unos 25 km. de Vladikavkaz, está la pequeña ciudad de Beslán, tristemente famosa por los atentados terroristas que en 2004 acabaron con la vida de 331 personas, 171 de ellos niños.

Todo empezó el 1 de septiembre, el primer día de escuela, que en Rusia es una auténtica fiesta en la que participan niños y padres.
A las 9.30 de la mañana, un grupo de 30 terroristas armados irrumpió en la escuela nº 1 con pasamontañas negros y cinturones explosivos. Cogieron a más de 1.181 rehenes y empezó un calvario que duró tres días.
En realidad, nunca se supo exactamente cuáles eran las cifras exactas. Las asociaciones de víctimas hablan de más de 1.500 rehenes y de al menos 70 terroristas.

Los secuestradores dieron muestra de una crueldad sin precedentes: en un principio no permitieron la entrada de comida ni de agua, ni dejaron que se retirasen los cadáveres de las personas que habían sido brutalmente asesinada el primer día.
Después liberaron a una veintena de niños, pero el secuestro duró tres días y acabó el 3 de septiembre en un baño de sangre. El Ejército ruso tuvo su parte de responsabilidad, ya que bombardeó la escuela sin tapujos para aniquilar a los secuestradores, después de que una bomba explotara dentro del colegio.

http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/3642232.stm
http://www.guardian.co.uk/world/2009/aug/08/beslan-siege-five-years-on
http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2006/05/22/AR2006052201819.html
http://news.bbc.co.uk/2/hi/programmes/newsnight/8227119.stm
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_3631000/3631508.stm

Siete años después, algunas víctimas están decepcionadas con la gestión del Gobierno ruso. Denuncian que han recibido indemnizaciones miserables, sobre todo si se comparan con las indemnizaciones millonarias que concedieron a los familiares de los militares fallecidos en el hundimiento del submarino nuclear Kursk.
Piden a viva voz una ley integral para las víctimas del terrorismo “parecida a la que hay en España, que es muy buena”, me cuenta Ella, representante de una de las cuatro asociaciones de víctimas que hay en Beslán.

Ella pide una ley para las víctimas del terrorismo como la que hay en España

Y sobre todo están indignados por las obras que el Gobierno ruso está acometiendo alrededor de los restos de la escuela, hoy convertido en un museo de la masacre.
“Nos prometieron que no tocarían nada y que lo dejarían tal y como quedó después de la liberación de los rehenes”, explica Ella. “Pero nos han engañado. Para empezar, están construyendo esta estructura espantosa alrededor de la escuela, porque lo que quieren es ocultar el horror de la masacre. Lo peor es que han derribado aquellas partes de la escuela donde quedaban rastros de los bombardeos de las fuerzas de asalto rusas. Para que no nos plantáramos encima de las excavadoras, las han derribado poco a poco, sin que pudiéramos darnos cuenta”, relata Ella con una voz que delata tristeza y cansancio.

Ella se queja de la estructura de cemento que están construyendo alredeor de la escuela nº 1

Vuelvo a la escuela por la mañana para tomar más fotos con luz día. Me impresiona ver tantos impactos de balas en las paredes, tantas fotos, tantas flores, tantas botellas de agua, el agua que le fue negada a niños inocentes, que nada tenían que ver con los venenosos conflictos del Cáucaso ruso.

Se me acerca un hombre. Son las 9.00 de la mañana y está completamente borracho. Me pide que le haga una foto a la foto de una niña.

–       Es mi hija, no dejo de pensar que hoy podría ser madre, me dice al borde del llanto.

–       ¿Por qué quiere que le haga una foto?

–       No sé, la he visto desde el balcón con su cámara, vivo aquí al lado. Pensé que a lo mejor es periodista y que me puede ayudar.

Ella me cuenta que este hombre perteneció al grupo de rescatadores espontáneos que fueron a recoger a los niños heridos después de la agitada liberación de los rehenes.
El señor Mamaev salvó a varios niños, entre ellos, a su hija. La tuvo herida en sus brazos y la dejó en un coche para que la llevaran a una de las muchas tiendas de campaña que habían habilitado para atender a los heridos.
No volvió a verla. Ni viva, ni muerta.
El atentado de Beslán ha dejado más de 200 desaparecidos. Y los padres no se resignan a no saber nada de los suyos. Como el señor Mameav, que desde entonces bebe para ahogar este dolor sordo no deja de morder.

Visito el cementerio, llamado ‘Ciudad de los ángeles’, con Boris, un uzbeco que perdió a su hija y a sus dos nietos en el atentado. “Fue una trágica casualidad. Vivimos en Tashkent. Yo había venido a traer a Beslán a mi madre, que es osetia. Mi hija llamó y me preguntó si podía venir un par de semanas y claro, le dije que sí. El problema es que no encontraba un vuelo de vuelta a Tashkent. Aquella mañana iba a ir a Vladikavkaz a buscar un vuelo. Hablamos con el director de la escuela y le pedimos si los niños podían acudir a la fiesta del 1 de septiembre. Accedió a nuestra petición. Fue una maldición, los niños no tenían que estar allí. Y mi hija tampoco ”, cuenta este hombre con voz rota.
Asegura que el ataúd de su nieta está vacío. “Nunca encontramos su cuerpo. A veces pienso que está bien, que se la han llevado a algún lado, que podría estar viva”, dice lacónicamente.

Boris perdió a su hija y a dos nietos en el atentado

Ella me cuenta que muchos padres tienen un fuerte sentimiento de culpa. “Mi hija, por ejemplo, aquel día me dijo que no quería ir a la escuela, pero yo no le hice caso. Mi hija ha sobrevivido, aunque con secuelas físicas y psicológicas importantes. Pero yo no dejo de culparme. Y sé que muchos otros padres sienten lo mismo, como mi hermana, que perdió aquel día a su marido y a sus dos hijos”, concluye.

Anuncios

Publicado en Cáucaso, Uncategorized

1 comentario »

  1. el tema de los desaparecidos lo ignoraba…porque los ha habido, no lo entiendo. temian a testigos? non me cabe en la cabeza…pues nada de una simil tragedia me puede caber.

    Comentario por cinzia — agosto 26, 2011 @ 1:03 pm


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: