Viaje al corazón de Rusia

Mosquitos asesinos | agosto 28, 2011

Domingo, 21 de agosto

Por si el horror del Benidorm ruso no fuese suficiente, hay una nube de mosquitos asesinos que no dan tregua. No hay repelente que pueda con ellos (ni el Relec).
Parece que tengo varicela.

Me cuenta Aleksey, que es biólogo, que antiguamente Sochi era una zona pantanosa donde había focos endémicos de malaria. La costa subtropical era un destino para el exilio en la época zarista, considerado aún peor que Siberia, porque equivalía a una muerte segura.

Después trajeron los eucaliptos de Australia y los plantaron para que absorbieran el agua del subsuelo. También trajeron unos peces minúsculos de América Latina, cuyo nombre no recuerdo y que tienen la virtud de comerse los huevos y las larvas de los mosquitos de la malaria. Y así es como nació Sochi, el lugar de descanso de las elites rusas y ahora el Benidorm ruso en plena hiper-explotación.

Anuncios

Publicado en Sochi, Uncategorized

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: