Viaje al corazón de Rusia

A vueltas con el surrealismo. El visado abjaso, parte 2 | septiembre 5, 2011

Lunes, 22 de agosto

En Sujumi aprovecho para hacer el visado, requisito fundamental para poder dejar en unos días esta linda república no reconocida internacionalmente.
Todo el Gobierno de Abjasia cabe en un solo edificio, en el que están todos los ministerios.

Todos los ministerios de Abjasia caben en este edificio

Por cierto, desde hace tres meses en Abjasia hay un Gobierno interino, porque el presidente Serguei Bagapsh, muy querido por su pueblo, ha dejado este mundo a la edad de 62 años. Ocurrió a finales de mayo en un hospital de Moscú, después de ser sometido a una operación del pulmón.
Es decir, que el 26 de agosto habrá elecciones en Abjasia y los pesimistas temen atentados terroristas y guerrilla.

Ex palacio presidencial

Dicho sea de paso, en 2004 las elecciones acabaron como el rosario de la aurora, con el candidato pro-ruso tomando el edificio del parlamento, y el ganador, reconicido por la Corte Suprema, encerrado en la tele de Abajasia.

http://www.elmundo.es/elmundo/2004/10/30/internacional/1099135155.html

Volviendo a nuestros asuntos mundanos, en el edificio de los ministerios hay pereryv, es decir, que los funcionarios están comiendo. Aprovechamos para probar la haute cuisine del comedor, un sitio inmundo donde sirven con diferencia la peor comida que he probado en Rusia.

'Haute cuisine' ministerial

Y cuando digo inmundo, me refiero especialmente a los servicios que utilizan a diario los funcionarios de los ministerios. Parece que no haber sido limpiados desde el fin de la guerra (1993). Inmundos, nauseabundos, repugnantes, mugrientos, asquerosos… no me gustaría trabajar en este edificio, sinceramente.

Lo más gracioso es que las funcionarias del los ministerios van vestidas elegantemente, lucen tacones y maquillaje. Pero cuando cruzan la puerta del baño, penetran en una dimensión tercermundistas que nada tiene que ver con su atuendo exquisito.
Y qué decir de los pasillos: se caen a cachos, igual que los edificios de Sujumi. En uno de los vestíbulo está la sede central de la oficina de correos. No tengo palabras para describirlo. Ni en la India de principios de los años 90 he visto nada parecido.

Cuando por fin los funcionarios comienzan a trabajar, me envían al banco (por cierto, una temible oficina de Sberbank, con añadida la frase “de Abjasia”). Obviamente, en el banco también tiene pereryv y me toca esperar otra hora bajo un sol de justicia.

Al final (y después de pagar 600 rublos, es decir, 15 euros) consigo el dichoso papel y saco las siguientes conclusiones.
Abjasia parece una provincia no oficial de Rusia. Todos los carteles están en tres idiomas: abjaso, ruso e ¡¡inglés!!

Su moneda es el rublo. Los soldados rusos controlan su frontera. Lo único abjaso es la red de telefonía móvil y las matrículas de los coches.

Medvedev ya ha dejado caer que le gustaría “arrendar” (sic) durante 40 años la zona norte de Abjasia, la que colinda con Adler y Sochi, por aquello de la seguridad de los Juegos Olímpicos de Invierno. O sea que eso huele a anexión encubierta, digo yo.

Princess Little Miss Planet 2011 es... ¡¡de Abjasia!!!

Anuncios

Publicado en Abjazia, Uncategorized

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: