Viaje al corazón de Rusia

Gagre y las heridas de una guerra que no se olvida | septiembre 5, 2011

Domingo, 21 de agosto

Pasear por Gagre y ver las heridas de la guerra civil, que sacudió este pequeño país en 1992, es la misma cosa.
La estación, un edificio estilo neoclásico, lleva las cicatrice de una contienda que mató a 10.000 personas sólo en Abjasia e hirió a otras 10.000 (según las cifras oficiales, a saber cuántos son de verdad).

La estación de Gagre se ha quedado tal cual después de los bombardeos

La estación de Gagre

Eteri, la dueña de la casa, no para de recordar los difíciles días de la guerra. Su hijo defendió la ciudad y durante tres meses, no supo nada de él. “Empezaron los bombardeos. Yo estaba convencida de haberlo perdido. Las bombas cayeron en esta misma casa. Me destrozaron el depósito de agua y me quedé cuatro meses sin agua. Un día, vi a mi hijo entrar por la puerta. El comandante de las fuerzas rebeldes estaba de viaje y él había aprovechado para bajar a verme. Había estado todo el tiempo a pocos km. de aquí, cerca de la frontera rusa. Me lo comí a besos. Estaba muy flaco. Le puse pan, queso, tomate, leche, café, fruta… todo lo que había en casa. Esta guerra se ha llevado la vida de muchas personas. Ha corrido mucha sangre y todo por culpa de los georgianos. Se podía haber evitado todo esto”, dice Eteri.

Destrucción en Abjasia

Pese a ser georgiana de nacimiento, defiende apasionadamente la causa abjasa. “Ellos (los georgianos) quisieron esta guerra. Este país nunca fue parte de Georgia. Durante la época de la Urss, Abjasia siempre tuvo un estatus de autonomía. Cuando la Urss se desintegró, el loco de Gamsakurdia (el presidente de Georgia en aquel momento) quiso anexionarla al territorio georgiano. Pero esto no podía caer bien aquí, porque el pueblo abjaso siempre fue independiente. Ahora bien: no era necesario manchar esta tierra de tanta sangre. Se podía haber negociado un acuerdo, pero el Gobierno de Georgia no pudo. Estuvo armando a los georgianos que residían aquí durante un año, a escondidas. Yo recuerdo que cuando estalló la guerra, de repente todos los georgianos tenían armas: escopetas de caza, metralletas… En cada casa había armas. Y los abjasos no tenían nada porque habían entregado todas las armas para cazar en una campaña de desarme que se llevó a cabo poco antes de la guerra. Ahora lo entiendo todo, entonces no me daba cuenta. Enseguida las mujeres abjasas juntaron todas sus joyas. Recuerdo que se llenó un bote enorme de oro y fueron a venderlo a Moscú. Con este dinero compraron las armas y empezaron a defenderse. Nosotros nunca quisimos ir a la guerra. Fue Georgia quien quiso la guerra y yo lo digo como georgiana que soy, se equivocaron, lo hicieron mal”, cuenta Eteri de un tirón.

La parte intacta de Gagre viejo...

... y la destruida

Le pregunto por la campaña de persecución contra los georgianos. Algunos medios de comunicación hablaron en su momento de limpieza étnica, el caso es que entre 200.000 y 250.000 georgianos salieron de Abjasia o fueron expulsados durante la guerra y en los años posteriores. “Esto no es verdad”, dice Eteri indignada. “Y si no, mírame a mí: yo soy georgiana, he nacido en Georgia, tengo pasaporte georgiano y aquí estoy. Sólo echaron de Abjasia a las personas que tenían algo que ver con el Gobierno de Tblisi, que iban a las reuniones políticas, que estaban activamente involucrados en algún partido o en la lucha contra el pueblo abjaso. La gente normal como yo pudo quedarse y seguir con su vida aquí”, asegura.

Atardecer en la playa de Gagre

Ataredecer en la playa de Gagre

Anuncios

Publicado en Abjazia, Uncategorized

Dejar un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds

A %d blogueros les gusta esto: