Viaje al corazón de Rusia

La hospitalidad de los rusos

septiembre 14, 2011
4 comentarios

Llegada a este punto, no paro de sorprenderme de lo acogedores y generosos que han sido los rusos a lo largo de todo este largo viaje.

Nos han brindado todo tipo de delicadezas. Han cocinado para nosotros sus mejores recetas, nos han dejado sus mejores cuartos, nos han preparado el té cuando hacía frío para entrar en calor, o cuando volvíamos de alguna aventura para que compartiéramos con ellos nuestras historias.

Algunos no nos han dejado coger el tren sin entregarnos una cantidad pantagruélica de comida casera.
La madre de Liza fue a comprarnos queso, pescado, tomates, pepinos y hasta cerezas para el viaje a Murmansk.

La madre de Timur, nuestra familia de Murmansk, se pasó la noche en vela para prepararnos dos pollos asados para el viaje.

La madre de Serguey, en Yelets, nos ha hecho los mejores blinys del viaje.

Los maravillosos blynis de la madre de Serguey, en Yelets

Serguey da el toque final a los blinys de su mamma

Danilo, en Astrakhan, nos ha dejado solas en su piso todo el fin de semana, prueba de la enorme confianza que tenía en nosotras.

Y en el mercado nos han invitado a comer sandía gratis.

Andrey, en Elistá, nos ha hecho sentir como en casa.

Hasta la madre de Styopa, nuestro anfitrión de Piatigorsk, nos ha preparado un desayuno a base de patatas fritas, lo único que tenía en casa.

Y Lyusa, en Vladikavlkaz, nos ha recibido con caviar y al día siguiente, ha salido antes del trabajo para ofrecernos una cena deliciosa.

Aleksey y Olya, nuestra familia de Sochi, nos han tenido a cuerpo de rey: todos los días desayuno, comida y cena. Incluso nos han llevado  a casa de amigos de familia, que en un pispás han montado un banquete impresionante sólo para nosotras.

En Abjasia, nos has recibido como reinas en una casa con vistas al mar. Nos han dejado el mejor cuarto y Andrey, nuestro anfitrión del Hospitality Club, ha pagado hasta la cena y las copas.

¿Cómo agradecer tanta hospitalidad y tantos detalles?
Por supuesto, he invitado a todos a Madrid, y teniendo en cuenta que los rusos han empezado a viajar como posesos, preveo un año de mucha visitas en mi piso de Lavapiés.

¡Gracias a todos de corazón!
Спасибо большое!


¿El teatro más grande de Europa?

agosto 9, 2011
Dejar un comentario

Domingo, 7 de agosto

En el mercado nos sugieren que vayamos a ver el segundo teatro más grande de Europa. “Será como La Scala”, me dice todo el mundo.
Todavía lo están terminando y el personal de seguridad no nos deja pasar para curiosear.

Tiene una superficie de 52.000 metros cuadrados, un aforo de 1.200 plazas y un pequeño hotel con 29 camas, para los artistas extranjeros. El gobernador de Astrakhan, Alexander Zhilkin, se jacta de haber contado con la asesoría de expertos de La Scala de Milán y la Grande Opéra de París para conseguir el sonido más puro.
Representantes del Bolshoy Teatr de Moscú y del Marninsky Teatr de San Petersburgo ya se han pasado por aquí para curiosear.

En autumno será inaugurado por todo lo alto.
Y yo me pregunto para qué quiere un teatro tan grande una ciudad como Astrakhan.


Publicado en Astrakhan, Uncategorized

Confianza

agosto 9, 2011
Dejar un comentario

Domingo, 7 de agosto

Cuando decidí recorrer Rusia desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico de Sochi, muchos amigos y colegas me advirtieron de que es un país peligroso, que anduviese con cuidado, que no me confiase.
Si les hubiese contado que pensaba viajar a través del Couchsurfing, se habrían horrorizado.

El kremlin de Astrakhan

Seis semanas después, puedo decir que Rusia es un país tranquilo y que la gente es muy confiada. En los trenes todos velan por tus pertenencias. Llevo semanas viajando con todo el dinero a cuestas (¿os acordáis de mi odisea con el Sberbank?) y nunca he sentido ningún peligro.
Dejamos en casa de desconocidos todas nuestras pertenencias, la mochila tecnológica y la mayor parte del dinero, y no pasa nada.

La casa de Danilo en Astrakhan

Vistas desde la casa de Danilo

En Astrakhan hemos roto otra frontera. Danilo nos ha dejado su casa y se ha ido a la dacha con unos amigos. Y es porque hay confianza. No tiene ningún problema en dejar su casa en manos de desconocidas.
Y mi conclusión tiene una vez más un cariz filosófico. Vivimos en un mundo de miedos. Que si se cae la bolsa, que si los terroristas nos van a comer, que si perdemos el trabajo, que si nos van a robar… quieren que vivamos en un mundo de miedos para controlarnos, para reducirnos a seres temblorosos que no se atreven a poner en discusión el orden establecido.

En realidad, no sirve de nada tener miedo. Esto sólo nos paraliza y nos impide experimentar.
En el mundo también hay confianza y solidaridad entre desconocidos. Esto es lo que saco de este viaje. Por encima de todo.


Publicado en Astrakhan, Uncategorized

Flor de loto y domingueo a lo ruso

agosto 9, 2011
Dejar un comentario

Domingo, 7 de agosto

El delta del Volga está lleno lotos y los domingueros rusos adoran ir de excursión a estos campos, considerados los más grandes del mundo con 15 kilómetros de longitud y 3 kilómetros de ancho. Los lotos están en flor del 20 de julio al 5 de septiembre, así que es la época ideal para ir de excursión.

Los campos de lotos de Astrakhan son los más grandes del mundo

Nos llevan en autobús a un centro turístico a la orilla del Volga, con hamacas y playita, nos montan a un barco y nos llevan a ver los campos de lotos.
La máxima prioridad es hacerse la foto, es lo más importante.

Luego te devuelven a la base turística (así la llaman) y te dan de comer. Tomas el sol, te bañas en el río, pasas el día como un dominguero de cualquier parte del mundo y a eso de las 18.00 regresas en bus a Astrakhan.

Centro turístico a la orilla del Volga

¿Rusia o Brasil?

Te preparan el té con un samovar de verdad

Celulitis rusa

Un día con los domingueros rusos. Como en Benidorm o en la sierra de Madrid.
Martin Parr estaría orgulloso de mí.
(http://www.google.es/search?hl=es&cp=10&gs_id=s&xhr=t&q=martin+parr&gs_sm=&gs_upl=&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.&biw=1280&bih=647&um=1&ie=UTF-8&tbm=isch&source=og&sa=N&tab=wi)


Publicado en Astrakhan, Uncategorized

Tomates que saben a tomate

agosto 9, 2011
Dejar un comentario

Sábado, 6 de agosto

Desde que he cruzado la frontera ideológica de Yelets, que para mí significa el camino hacia el sur, he descubierto que los tomates saben a tomate. Sí señores. Son rojos y tienen sabor, a diferencia de las bolitas de plástico que nos hemos acostumbrado a comer en las ciudades europeas.

Siempre pensé que los nuestros saben a poco porque maduran en celdas frigoríficas en Mercamadrid. Pero me temo que la agricultura europea ha matado la variedad y los sabores con su cuotas y sus reglamentos.
Y que la industrialización se está cepillando nuestra agricultura.


Publicado en Astrakhan, Uncategorized

Decadencia y felicidad en Astrakhan

agosto 9, 2011
1 comentario

Sábado, 6 de agosto

Paseo por el barrio de las mezquitas, cerca de nuestra casa. Está lleno de casitas de madera. Algunas se caen a cachos, tienen el baño en la calle y ninguna comodidad de siglo XXI. Pero la gente sonríe. Mucho más que en otros sitios.

Las mujeres toman la fresca en la calle, charlan animadamente entre ellas, se dejan fotografiar, preguntan. Una cuenta que ha estado en Italia y le encantó; otra confiesa que su sueño es conocer España.

Los niños juegan felices como hace muchos años en nuestras calles. Montan en bici, corren, saltan, hacen el payaso en frente de la cámara. No saben de consolas u ordenadores. Sonríen, disfrutan, gritan de júbilo.

Y no puedo evitar hacer una reflexión, quizás ingenua, quizás idealizada: la felicidad no responde a criterios objetivos, es más bien una actitud ante la vida.

Uno puede quejarse y vivir amargado porque tiene el baño en la calle, la casita de madera que se cae, un agujero en el techo o poco dinero para una consola para su hijo. O puede decidir que la vida merece ser vivida, y entonces te sientas con las vecinas en el porche, que también se cae a cachos, y despliegas todo tu buen rollo y decides ser feliz con lo que tienes, antes que amargarte pensando en lo que no tienes.

Ser feliz es una decisión, no una suerte.


Publicado en Astrakhan, Uncategorized

Bienvenidos al sur

agosto 9, 2011
Dejar un comentario

Viernes, 5 de agosto

Un taxista me pregunta si me gusta la ciudad.

–       Mucho, sobre todo la gente. Es muy cálida y acogedora.

–       Se nota que estamos cerca del Cáucaso.

–       ¿Usted de dónde es?

–       De Azerbaiyán.

–       ¡!

El kremlin de Astrakhan

Puesta de sol en el Volga

Bienvenidos al sur. Desde que he llegado a Astrakhan, me he sentido como en casa.
La gente es amable y muy cercana. En los mercados, en el bus, por la calle, en los barrios… todo el mundo te dirige la palabra, te pregunta qué estás fotografiando, si ya has visto este o aquel monumento, si estás a gusto.

En el mercado Bolshye Isady un vendedor azerbaiyano nos ofrece una sandía entera, gratis. Nos la abre y se queda con nosotras hasta que la hayamos acabado. Mientras, otra vendedora me pide el teléfono: tiene un hijo futbolista que sueña con jugar en Italia o España. A ver si le puedo ayudar…

En otro puesto también nos regalan ajos y manzanas en salazón.

Una carnicera me cuenta que hasta hace dos meses trabajaba como profesora de dirección de una escuela de teatro. Luego la escuela cambió de director y la han echado. El nuevo director ha preferido emplear a sus amigos. Hace tan sólo dos meses ha encontrado un empleo como carnicera en este mercado.

Dramas cotidianos: de una escuela de teatro al puesto de cernicera

Luce un porte digno, pero compungido. Quiere hablar con la periodista; siente que por fin pasa por el mercado alguien que ella considera de su nivel intelectual.
Me pide que vuelva, con su mirada dulce.

En la orilla del Volga


Publicado en Astrakhan, Uncategorized

En el mercado del pescado

agosto 9, 2011
Dejar un comentario

El mercado de Selenskye Isady

Viernes, 5 de agosto

Hubo una época que en este mercado vendía el caviar negro a cucharadas, a 3 rublos. Luego acabó la Urss, empezaron a vender el caviar a mansalva en todo el planeta. En pocos años los pescadores esquilmaron literalmente la población de esturiones, el pez responsable de producir el caviar.

Desde 2007 está terminantemente prohibida la venta del caviar. El Gobierno ha establecido una moratoria para que la población de esturiones pueda recuperarse. Muchas personas han acabado en la cárcel por contrabando de caviar, pero el mercado negro sigue abasteciendo de esta delikatessen a todos aquellos que están dispuestos a pagarlo a un precio que puede llegar hasta a 3.000 euros el kilo.

En este mercado, llamado Selenskye Isady, ahora sólo venden pescado ahumado y sandía, el producto estrella de Astrakhan. Y las vendedoras son increíblemente amables. Se dejan fotografiar, quieren saber de dónde viene la periodista, son curiosas, abiertas, encantadoras.

Ante muerta que sencilla

Astrakhan es la cuna de la sandía rusa


Publicado en Astrakhan, Uncategorized

Bodas everywhere, all the time

agosto 9, 2011
1 comentario

Viernes, 5 de agosto

No me he vuelto obsesiva, no os equivoquéis, pero no puedo evitar de asombrarme por la cantidad de bodas que me encuentro por la calle.
En Astrakhan esta mañana había cuatro a la vez.

Y encima aparecen otra vez los candados del amor. Esto empieza a parecerse al día de la marmota…


Publicado en Astrakhan, Uncategorized

Una maraña infinita de tubos

agosto 9, 2011
Dejar un comentario

Viernes, 5 de agosto

En Astrakhan descubro estos tubos. Están conectados con una central térmica y llevan agua caliente a las casas. Danilo, nuestro anfitrión, asegura que es mucho más barato. Están recubiertos de material aislante, para que no pierdan el calor durante el invierno, cuando el termómetro alcanza los 30º bajo cero.

Me quedo fascinada con esta maraña de tubos, que atraviesa prácticamente toda la ciudad. Me cuentan que los hay en otras ciudades también, pero yo reparo en ellos aquí, en Astrakhan, y no dejo de sorprenderme.

En algunos puntos de la ciudad los están enterrando, para que no se vean, pero no hay indicio de que vayan a cambiar el sistema de distribución comunitaria de agua caliente.


Publicado en Astrakhan, Uncategorized
Página siguiente »

About author

Me llamo Valeria Saccone. Soy periodista, reportera de televisón y fotógrafa. El orden de los factores no altera el resultado. Vivo en Madrid desde 1998. También soy sovietóloga y hablo ruso. Durante el verano de 2011 he recorrido la parte europea de Rusia, el país más grande del mundo. Más de 5.000 km. desde el Círculo Polar Ártico hasta el subtrópico del Cáucaso.

Buscar

Navegación

Categorías:

Links:

Archives:

Feeds